Volea de Derecha

Como ejecutar Volea de Derecha

La volea es un golpe de preparación corta ya que estamos muy cerca del rival y si preparáramos largo, como en los golpes de fondo, no nos da tiempo a golpear casi la bola y le pegaríamos muy atrás, por lo que no haríamos la ejecución correcta. La volea de derecha es el golpe que voy a explicar en este artículo, espero que os sirva de ayuda y podáis así mejorar más la técnica y tener mejores resultados.

El golpe de volea es el que se realiza cerca de la red y sin que bote la pelota. Es un golpe muy importante a la hora de descolocar al contrario buscando que nos deje una bola fácil para así ganar el punto. En la volea es donde se ganan el 90% de los puntos por lo que tenemos que tratar de estar siempre en la red para ganar el partido… en definitiva, al final el que gana un partido es la pareja que más tiempo ha estado en la red. Al fin y al cabo el objetivo para ganar es sacar a nuestros rivales de la red y evitar que nos saquen a nosotros de la misma… por ello la importancia de la volea.

Empuñadura

Lo primero es ver como cogemos la pala. Aquí hay dos formas, ya que depende si sois un jugador de iniciación o avanzado.
Con jugadores de iniciación la empuñadura que se coge en un primer momento es la ESTE DE DERECHA, ó sea, cogemos la pala como si acogiéramos un martillo y de ahí giramos un poco la empuñadura, como si deceleráramos una moto.
Con jugadores más avanzados se cojera la empuñadura continental, cogemos la pala como si cojieramos un martillo para clavar un clavo.
Esta empuñadura es la que al final terminaremos cogiendo para TODOS los golpes, tanto para la volea, el remate y los golpes de fondo.

Posición de preparado

La posición de preparado es la misma que para todos los golpes. De frente a la red y orientados al lugar de donde venga la bola; si la bola viene en cruzado tengo que mirar de frente al lugar desde donde viene la bola, que no seria lo mismo que si me viniera una bola paralela. Los pies con la misma separación de los hombros, y la pala justo delante del cuerpo y a la altura de los ojos. Esta posición de preparado también es la misma que realizaremos en todas los golpes. El típico error en la preparación es tener la pala caída, por lo que a la hora de levantar la pala y preparar el golpe no nos daría tiempo a ejecutarlo bien.

Preparación

Como decía al principio la volea es un golpe con una preparación muy corta ya que de lo contrario estaríamos golpeando la bola detrás del cuerpo, lo que haría que descontroláramos el golpe y no tuviéramos ni precisión, ni profundidad, ni control… es fundamental que la preparación sea CORTA para después poder tener el punto de golpeo delante del cuerpo (como en todos los golpes).

Cuando vemos que nos viene la bola hacia la volea de derecha:
Giramos los hombros y pie derecho, la dirección de los hombros apuntan a la bola que nos viene y a la vez echamos la pala “ligeramente” atrás y arriba, directamente de delante hacia la oreja en diagonal, teniendo siempre la cara de la pala más alta que el puño. Un error muy común es llevar la pala atrás haciendo un bucle porque tardamos más en preparar y golpeamos tarde. Otro error importante es que a la hora de golpear tenemos el puño y la cara de la pala a la misma altura. Tenemos que tener la cara de la pala bien alta y no echarla más atrás del hombro atrasado, ya que si no después estaremos propensos a golpear a la bola tarde, y la tapa del puño (la base del puño) apunta al pie que vamos a adelantar, ó sea el izquierdo…

Punto de impacto

Cuando estamos bien colocados, con la cara de la pala alta y detrás sin que rebase el hombro atrasado, a la vez que pasamos el pie izquierdo hacia delante golpeamos la bola. Echamos el pie adelante, para echar el peso del cuerpo sobre la bola, lo que le imprimirá más velocidad y profundidad a la bola con menos esfuerzo y a la vez golpeamos la bola… un error muy común es que se le pegue a la bola sólo con el brazo y no echemos el peso del cuerpo sobre la bola, algo también fundamental en todos los golpes. No hay que darle fuerza al golpe sólo de brazo. Lo que debemos hacer es echar el peso del cuerpo sobre la bola a la vez que golpeamos, para ello todo el peso del cuerpo o en un 80% debe estar sobre el pie adelantado (el izquierdo) lo que nos ayudará a ahorrar energía.
El punto de impacto, lo realizaremos bien delante del cuerpo y a la altura de la cabeza, con la cara de la pala alta (más alta que el puño) y tratando para lograr esto mirar mucho la bola en todo momento.

Terminación

La terminación es acompañando la bola y finaliza apuntando con la punta de la pala hacia donde quiero tirar la bola. Un típico error es terminar hacia abajo, esto es por lo que la bola se queda en la red. La terminación es bien hacia delante y apuntando al objetivo.

Series Nacionales de Pádel

Médicos sin Frónteras - Colabora